varanasi

Varanasi, India, India

Desde la fascinante ceremonia aarti y el atardecer en el ghat Dashaswamedh, hasta la espiritual música que suena de fondo, Varanasi, India me dejó fascinada y sin palabras.

Calles

El ininterrumpido olor de las calles de Varanasi, India te permite deshacerte de tus propios pensamientos y sumergirte con las nuevas sensaciones que llegan. A medida que caminas hacia los ghats, verás esparcidas por toda la calle tiendas y vendedores ambulantes ofreciendo productos. Pasar al lado de un florista te permitirá respirar el aroma de caléndulas y rosas; respirarás el dulce aroma de la fría leche servida con almendras y azafrán al cruzar una tienda de thandai. Cuando vuelves la vista a esas tiendas, los diferentes objetos que venden y sus diferentes olores favorecerán que emane de ti un estado meditativo.

Tarde de aarti

El Ganga aarti es uno de los eventos más magníficos que jamás he visto en mi vida. Hallarás un absorbente ambiente eléctrico en los ghats mientras jóvenes gurús, vestidos con un dhoti y un kurta, bailan con enormes lámparas de latón de múltiples niveles al mismo tiempo que rezan al río y son observados por miles de personas asombradas, sobrecogidas y boquiabiertas; por un momento me separé de mis pensamientos y emociones, y todo lo que pude sentir era que estaba en la cima del mundo. La ceremonia empieza a las 7pm y dura 45min, con una intensidad creciente que deja a todo el mundo paralizado. Un sereno silencio prevalece sobre los ghats cuando la gente emprende su regreso a casa. Parece como si el río estuviera dando las buenas noches. Ya no hay más actividad, excepto por aquellos que duermen a sus orillas durante la noche, para siempre.

Ghats

Puedes contemplar la vida en su totalidad en los ghats de Varanasi, India. La vivacidad del ghat Dashashwamed, el tranquilo canturrear del ghat Nishad, la realeza del ghat Darbhanga y la pena del ghat Manikarnika. Puedes pasar el día entero andando y remando de ghat en ghat, preguntándote cómo la vida y la muerte están tan cercanas una de la otra. Mi ghat favorito es el Tulsi, donde Tulsidas escribió un épico poema en el siglo XVI, Ramcharitmanas, considerado como uno de los grandes trabajos de la literatura hindi. Realmente sentí esa era obsoleta y su presencia en la atmósfera. Todavía hay fuego en mi corazón cuando pienso en ello, no tengo palabras para describirlo.

Ganges

El río Ganges respira vida en la sagrada ciudad y quizá es esta la razón por la que muchos hindúes desean que sus cenizas sean entregadas a este río, para formar un poco de parte en la vida después de la muerte. Gente de diferentes lugares de India vienen a Varanasi, India para someterse al ritual del hilo y de cremación.

Puedes sentarte en los escalones del ghat y contemplar el río Ganges durante largo tiempo, solo para darte cuenta de la alegría de estar vivo.

Paseo en bote

Salta a un bote (te sugiero por la mañana temprano), y sentirás como, desde el momento en el que salpica en el río, te aguarda una experiencia que no puedes esperar a vivir.

Los barqueros de Varanasi, India, unos grandes conversadores, te contarán historias mientras reman, y, si tienes suerte, puede que hasta canten también.

Mientras que estás en el barco, cruzarás diferentes ghats y discurrirás a través de un laberinto de piras funerarias sibilantes y humeantes, y niños jugando con petardos en las piras bajo el azul cielo nocturno. Oirás el metálico sonido de las vibrantes campanas dentro de tu pecho y una ola de agua hirviendo que consume todo lo que está a su alcance, para darte cuenta cómo de desconectada estás de tu propio cuerpo.

En algún momento, te sentirás liberada de opiniones que tuviste durante años en el pasado, y conseguirás/comenzarás a ver el mundo desde una nueva perspectiva.

Manikarnika Ghat

Los ghast arden las 24h horas todos los días de la semana, quemando cientos de cuerpos a plena luz del día – navegar por los alrededores te permitirá darte cuenta de lo común que es la muerte. Sentirás cómo todos estaremos un día allí, de una forma u otra. Cómo de limitado es nuestro tiempo en esta tierra y lo diminutos que son nuestros problemas cuando puedes sentir la vida en cada pequeño detalle a tu alrededor.

Me hace feliz que, durante mi tiempo en la tierra, encontré mi amor por la escritura y he podido tocar unas pocas vidas.

Un constante olor a incienso, el continuo sonido de una concha y los ecos de los rezos junto con coloridos reflejos en la superficie del río, me dejaron un pensamiento temeroso y esperanzador.

Sentí mi existencia en Varanasi, India, al mismo tiempo que estaba perdida. No sabía quién estaba sujetando mi alma o quién era esa parte de mí que conocí por primera vez. Volví a mi hotel igual que el río llega y se fusiona con la infinitud del océano.

 

rosalia

About the Author

By rosaliam / Administrator

Follow rosaliam
on Jan 18, 2019

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Consejo gratuito
Recibe presupuesto gratuito para tu viaje personalizado
Opiniones de viajeros Escucha a nuestros clientes