finding-bobby-es

Saga Yo participo: Buscando a Bobby

John Galsworth dijo una vez, “La vida toca una melodía, nosotros bailamos”. En aquel día soleado en Agra, siete de nosotros estábamos delante del Taj Mahal, sorprendidos por la numerosa multitud en la taquilla para conseguir admirar una de las Siete Maravillas del Mundo. Algunos de nosotros ya lo había visto una o dos veces, mientras que otros estaban deseando verlo por primera vez.

En algún punto entre las caóticas e inexistentes colas de la taquilla, la cantidad de gente y el calor, nos dimos cuenta de que no podríamos abrirnos paso. Decepcionados, nos alejamos de la zona, teníamos que encontrar otra forma de ver el Taj Mahal, y así fue. En un tranquilo parque al otro lado del río, nos sentamos intimidados por la belleza que ha arrastrado a millones de personas a India. Sin embargo, esta saga no trata de nuestra misión para ver el Taj Mahal, si no de encontrar a un chico que dejó una marca en nosotros.

BobbySu nombre es Bobby, eso fue lo que nos dijo. Tenía unos 10 – 12 años cuando lo vimos por primera vez, uno de los muchos niños vendedores ambulantes en frente del Taj Mahal. Se acercó a nosotros, y para nuestra sorpresa, empezó a hablar francés. “¡No tiene ni acento!” exclamó uno de nuestros amigos, cuyo idioma nativo es el francés. Nuestros amigos franceses se reunieron todos a su alrededor, y empezaron a hablar con él, todos asombrados – todos estábamos allí. Bobby nos habló en francés, español, inglés e hindi, por supuesto, pero había algo más para él, y todos los supimos. Le compramos llaveros, le dimos un abrazo y nos fuimos después. Conocimos a muchos como él en pocos minutos, pero Bobby permaneció con nosotros. Cuatro meses después, todavía nos descubrimos a nosotros mismos pensando en él.

Con una educación adecuada y clases de idiomas, estos niños multilingües y sus familias podrían tener una vida mejor.
Los vendedores ambulantes del Taj Mahal son en su mayoría niños. Pasan sus días hablando con extranjeros e indios, vendiendo recuerdos para sobrevivir día a día; por tanto, absorben diferentes lenguajes con facilidad. Hablan casi a nivel nativo francés, español, coreano, japonés y muchos otros lenguajes. Con una educación adecuada y clases de idiomas, estos niños multilingües y sus familias podrían tener una vida mejor.

“Así que, volvemos a Agra a buscar a Bobby, pero ¿qué pasa si no lo encontramos? ¿tenemos algún as guardado en la manga?” fue una de las preguntas que surgió durante nuestra sesión de lluvia de ideas. “No hay ases en la manga. Encontraremos a Bobby”.

Mimi Ruivah
Un escritor amante del café y unicornio a tiempo parcial

About the Author

By hemantk / Administrator, bbp_keymaster

Follow hemantk
on Nov 08, 2016

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *